Entrega a toda la UE

Muebles de diseño clásicos y modernos

Guía de Compra
Las sillas son una parte esencial en la decoración de tu habitación, ¡pero hay tantas opciones que encontrar las adecuadas puede ser una tarea abrumadora! Te ayudamos a encontrar las sillas perfectas para tu hogar enseñándote lo que debes saber en cuanto a estilos, materiales, cuidados y otras consideraciones previas a la compra.

Encuentra tus favoritas

Hay todo un mundo de sillas ahí afuera, pero estos son los estilos principales:



¿Qué silla para qué habitación?

Sillas de comedor

Las sillas de comedor son más formales que las sillas con reposabrazos, pero no por ello van a quedar peor en una zona más informal. También funciona a la inversa: puedes usar una silla más casual como silla de comedor.

Las sillas pueden ser con y sin reposabrazos. Las primeras son más cómodas, las segundas más formales si estás buscando un efecto más glamuroso.
Sillas de oficina

¡No necesitamos decirte cómo usarlas! Las sillas de oficina perfectas son de altura regulable, para que puedas adaptarlas a tus necesidades. Si necesitas soporte extra en la espalda, prueba una versión almohadillada o ajustable. También tenemos las sillas de oficina con respaldo alto, a las que puedes añadir un cojín lumbar si necesitas apoyo en esta zona.
Sillones y sillas lounge

Estas sillas van a estar presentes en tu comedor, normalmente con acabados en tela o tejido y con reposabrazos. De este modo, inspiran comodidad y aportan calidez al ambiente.
Taburetes

¡Los taburetes son tan versátiles! Puedes apilarlos, usarlos desde en el baño hasta la habitación, y, por qué no, también en la terraza. No tienen respaldo, por lo que tienes que pensar que tal vez no sean el asiento adecuado para determinados huéspedes, como los niños.
Sillas de exterior

Mientras que la elección de sillas sólo de exterior es prácticamente infinita, hay sillas, como las de metal, que quedan genial dentro y fuera - ¡tenlo en cuenta!

¿Cuál es tu zona de confort?

Que una silla sea de plástico no quiere decir que vaya a ser firme -la forma ergonómica de nuestras sillas Moda es increíblemente cómoda, y puedes ponerle almohadillas para adaptarla a tu gusto.

Nos gusta apreciar el material

La elección de materiales determinará el aspecto de la silla, por lo que merece la pena dedicar un tiempo a pensarlo antes de hacer tu pedido:

  • MADERA

    Las maderas oscuras están definitivamente de moda, pero colores más ligeros y naturales pueden dar un toque fresco y escandinavo a cualquier espacio. La madera es un material precioso al tacto y envejece sin aquejar el paso del tiempo - es fácil reparar arañazos y rozaduras.

  • PLÁSTICO

    El plástico es duradero, capaz de resistir golpes, líquidos y todo lo que le eches. Es fácil de limpiar, lo que siempre es positivo cuando se trata de sillas de comedor, o de sillas para niños. Si te gustan los colores brillantes, el plástico es una opción perfecta ya que funciona con casi cualquier tonalidad.

  • METAL

    Estas son algunas de las más duraderas y las que mejor se verán con el paso del tiempo, ya que los roces y marcas les favorecen. Las sillas de metal aportan un toque industrial, y los detalles en metal (como conectores) hacen que la pieza cobre un aspecto decididamente funcional.

  • TEXTILES

    Si estás buscando suavidad, mira las sillas con textiles. Las sillas tapizadas de comedor, lounge y oficina son muy cómodas. El único inconveniente de estas sillas es que la limpieza es menos fácil que en el resto de materiales, así que debes optar por un color oscuro si las quieres poner en zonas donde puedan ensuciarse a menudo.

Colorea tu mundo

La cantidad de colores de sillas que tenemos disponibles puede parecer abrumadora, pero aquí van algunos consejos:

Colores pop

¡No huyas del pop! Las silals de colores brillantes dan un aspecto pop a cualquier habitación. Prueba a poner colores brillantes en amarillo y naranja y contrastarlos con un fondo blanco o de madera. El look “no natural” de los colores dará un aspecto estiloso a la estancia, y los colores brillantes siempre quedan bien con blanco y negro.

Monocromo

Las sillas negras, blancas y grises nunca pasan de moda (¡prometido!). Este look siempre queda mejor con taburetes y sillas de comedor que con sillas lounge, y por lo general el look es más acertado si las eliges de plástico que con componentes textiles.

Pastel suave

Los tonos pastel no sólo son dulces y frescos: dan una sacudida de color a un interior oscuro. Si no lo crees, prueba a contrastar rosa pastel con papel pintado de color turquesa oscuro o rojo.

Ricos tonos oscuros

Esta gama es perfecta si quieres un look más relajado. Piensa en verdes oscuros, turquesas intensos y colores inusuales como verde aceituna combinados con naranja.

Metálicos

Cromado. Bronce. Oro. Estos preciosos acabados son perfectos para cualquiera que disfrute de las cosas que brillan y darán un aspecto glamuroso a cualquier interior. Funcionan muy bien combinados con sillas de comedor y exteriores y, por supuesto, con sillas de metal.

Céntrate en las patas

No cometas el error de pensar sólo en la parte de arriba de las sillas que estás comprando: ¡las patas pueden marcar la diferencia! La gama Moda viene con muchas opciones de patas, desde las míticas DSW de madera de inspiración Eames (las que asemejan la base de la torre Eiffel), hasta patas más sencillas en forma de pirámide.

Las mecedoras (también conocidas como sillas RAR) son una elección estupenda cuando se trata de elegir sillones o sillas de escritorio. Su look fresco está fuera de toda duda, pero además puedes disfrutar de volver a sentirte como un niño mientras te balanceas.

Y el toque final...

  • COJINES

    Un cojín o dos pueden marcar la diferencia, además de añadir comodidad a tu silla. Los estampados quedan perfectos en sillas lisas. También son perfectos para sillas con reposabrazos y sillones.

  • ALMOHADILLAS

    Ponen una nota extra de confort y color, algo muy útil si te aburres de los diseños estáticos y quieres dar un cambio de look rápido a tu habitación. Si además las eliges de piel, puedes poner el toque de lujo en tu estancia.